Plataforma de comunicación oficial para la fiesta nacional suiza

En el siglo XIX, el jass se convierte en el juego de naipes más popular de Suiza. Aún hoy son muchas las familias que se entregan a este pasatiempo tradicional.

DIY

Actividades

La pomme, una variedad del jass

Más que con la teoría es con la práctica con la que mejor se aprende a jugar este juego y a captar todas sus sutilizas. Para empezar, les proponemos una variante del jass con dos jugadores: «La manzana», más asequible e igual de divertida que otras modalidades.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
La pomme, una variedad del jass
La pomme, una variedad del jass

Material

1 baraja francesa

Optativas: 1 pizarra y 1 tiza para anotar los puntos

Objetivo de «La Pomme»:
El objetivo del juego consiste en sumar el máximo de puntos posible y, sobre todo, de no quedarse por debajo de los 21 puntos.
1.
El repartidor (elegido al azar) mezcla la baraja y distribuye a cada jugador 3 × 3 cartas, o sea, nueve en total, más tres cartas adicionales para cada uno, que sin embargo se quedan por el momento encima de la mesa sin destapar (con la cara hacia abajo).
2.
El repartidor le da luego la vuelta a la carta superior del mazo (cartas restantes). El palo de esta carta indica el palo del triunfo para este juego. En nuestro caso es el trébol.
El palo del triunfo es simplemente el palo más fuerte del juego. Las cartas del triunfo ganan contra las cartas de palo menor de cualquier rango.
3.
Cada jugador revisa sus 9 cartas.
4.
Después de haber examinado el juego, cada jugador puede cambiar tres de sus cartas por las tres cartas suplementarias que le fueron repartidas y que se quedaron encima de la mesa sin destapar. Es decir, el jugador puede quedarse con su juego inicial o sustituir tres cartas de su juego por las tres cartas adicionales.

Las seis cartas no utilizadas por ambos jugadores se vuelven a colocar por debajo del mazo.

En nuestro ejemplo, la jugadora considera que puede deshacerse de tres cartas que no tienen valor en este juego, cambiándolas por las tres cartas recibidas adicionalmente.
5.
Si un jugador tiene en sus manos el 6 de triunfo, puede sustituirlo si quiere por la carta destapada encima del mazo que indica el palo del triunfo.
Aquí, el palo del triunfo es «trébol». El jugador cambia, pues, su 6 de trébol con la sota del mismo palo.
6.
El jugador sentado enfrente del repartidor inicia la partida colocando su primera carta. Puede poner la carta que quiere. Ahora le toca al adversario jugar una carta. Está obligado a poner una carta del mismo palo (6a) (si la tiene) o a jugar un triunfo (6c) (en cuyo caso gana la baza). Si no dispone de carta del mismo palo (6b), puede jugar otra de cualquier palo.

En este último caso, no habiendo triunfo en juego, gana la baza el jugador que haya puesto la carta más fuerte (del palo de la carta jugada por el primero); el ganador es quien inicia la siguiente baza.
Si un triunfo está en juego, se lleva la baza el jugador que haya puesto la carta con el valor más alto; en este caso será también el ganador quien inicie la siguiente baza. Ver el valor de las cartas más abajo.

En nuestro ejemplo, «trébol» es el palo del triunfo. Soy la segunda en jugar:
6a.
Si poseo una carta del mismo palo que la primera carta puesta, debo poner obligatoriamente una carta del mismo palo.

Aquí el primer jugador ha puesto una sota de picas. La segunda jugadora sigue el palo de esta carta y coloca un 7 de picas.
Dado que la sota tiene más valor, es el primer jugador quien se lleva la baza.
6b.
Si no poseo una carta del mismo palo, puedo elegir cualquier carta.

En nuestro ejemplo, el primer jugador pone la reina de diamante. Puesto que la segunda jugadora no dispone de ninguna carta de este palo en su juego, coloca una carta de otro palo, en este caso de picas. El primer jugador gana la baza.

Observación: si el segundo jugador pone una carta de mayor valor que el primero, pero de diamante (p. ej., as de picas), será no obstante el primer jugador quien gane la baza, dado que el segundo jugador no continuó con el palo de la primera carta jugada.
6c.
Si tengo triunfos, los puedo jugar en cualquier momento, incluso si tengo cartas del mismo palo que la primera carta jugada. A esto se le llama cortar, lo cual permite al jugador llevarse la baza para iniciar la siguiente.

En la primera foto, la primera jugadora pone un as de corazones; el segundo jugador «corta» con un triunfo y gana la baza.
En esta foto es la segunda jugadora quien con su 9 de trébol (triunfo) se lleva la baza.
7.
El valor de las cartas es idéntico al de la baraja del jass tradicional:
As: 11 puntos
Rey: 4 puntos
Reina: 3 puntos
Sota: 2 puntos
10: 10 puntos
Los demás naipes (6, 7, 8 y 9) no tienen ningún valor.

Solo la sota de triunfo y el 9 de triunfo tienen valores distintos (en nuestro ejemplo el trébol es el palo del triunfo): la sota de triunfo vale 21 puntos y el 9 de triunfo, 14 puntos.
Cuando todas las cartas están echadas, suma cada jugador los puntos acumulados según los valores indicados arriba, anotándose cinco puntos adicionales el jugador que haya ganado la última baza.

El jugador que más puntos suma, se anota un punto en el marcador. Si un jugador obtiene menos de 21 puntos, se anota una «manzana», es decir, «un punto negativo».

El primer jugador en sumar siete puntos, gana la partida.

En otra variante del mismo juego pierde el jugador que primero obtiene tres «manzanas».
Comparte

Comparte ‘Misión 1º de Agosto’

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp